Basta con solo 10 minutos de conciencia por día para disfrutar más la vida

Sentarse con las piernas cruzadas, en ambientes silenciosos y a media luz, no es la única forma de lograr estar atentos a nuestro presente. Si nos vamos al futuro con nuestros pensamientos solemos generamos ansiedad, conexión negativa con la incertidumbre o quizás resignación. Si nuestros pensamientos van hacia el pasado muchas veces nos conectamos con situaciones dolorosas, enojo, vergüenza, resentimiento, culpa.

En el presente no habrá sufrimiento  si podemos observar los hechos y las acciones sin juzgar. Si no juzgamos y solo observamos o describimos, evitamos la fuente del sufrimiento. Lograremos atención plena con lo que contribuímos a generarnos mayor bienestar, paz interna, fluidez y disfrute.

Y, como sugiere Andy Puddicombe, basta con solo 10 minutos diarios en el lugar y circunstancia que elijamos, mientras hacemos lo que hacemos.

Éxitos !!!!

Si tuvieses alguna inquietud al respecto podés conectarte conmigo escribiendo a  adriana@debienestar.com

Te invito también a visitar mi página  www.debienestar.com